Al calcular la huella de carbono de una empresa, se toman en cuenta algunos protocolos que nos ayudan a identificar el tipo de huella de carbono que se está generando.

Además, nos permite también crear estrategias específicas y efectivas para su disminución, que es la meta principal de todo esto. También nos permite clasificar las emisiones de gases de efecto invernadero en tres alcances. Esto según algunas características como lo son, por ejemplo, si las misiones son directas o indirectas. 

En la actualidad todo este tema de la huella de carbono en las empresas es de mucha importancia, Esto debido a que las nuevas leyes obligan a calcular y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. La idea es poder aplicar un plan de descarbonización en las empresas que permita un trabajo eficiente pero sin dañar el medio ambiente.

Sin embargo, al ser un tema un poco nuevo, se desconocen algunos términos que son de importancia. Entre estos se encuentra el protocolo que ayuda a clasificar las emisiones en tres categorías diferentes. Explicamos cada una de ellas a continuación. 

Tipos de emisiones de alcance

Las emisiones de alcance pueden ser de tres tipos, cada una con características especiales que nos ayudarán a identificarlas y clasificarlas. Además de esto, al conocer el tipo de emisión de alcance que se tenga, se podrán crear estrategias más efectivas para su minimización y eventual eliminación. 

Emisiones de alcance 1

Dentro de esta clasificación de emisiones de alcance, tenemos todas aquellas que son directas. Es decir, todas aquellas emisiones que vienen como resultado de las operaciones o el trabajo diario de una empresa. Por ejemplo, el uso de combustibles, el procesado del producto o servicio y más. 

En una empresa donde se está buscando mejorar la huella de carbono, este es uno de los primeros aspectos a cambiar, ya que es algo que deriva directamente de la empresa y su funcionamiento. Entre las acciones que se pueden tomar para acelerar y optimizar el proceso de descarbonización en una empresa, tenemos el cambio de equipos por otros que necesiten menos combustible o energía eléctrica.

Estamos en una época donde la tecnología juega a nuestro favor, es por ello que comenzar a utilizar materia prima, equipos y métodos más actualizados puede ser un cambio favorable en este sentido.

Sin embargo, pese a todos nuestros intentos y estrategias aplicadas, puede que existan algunas emisiones de alcance 1 que no se puedan eliminar del todo. En estos casos lo que buscamos es compensarlas creando mecanismos que nos ayuden a absorber las emisiones de una manera más efectiva. 

Emisiones de alcance 2

Ahora es momento de las emisiones de alcance tipo 2 donde tenemos todos aquellos GEI que se generan al adquirir y utilizar el producto. Son, entonces, emisiones indirectas, pues no se generan en la empresa si no ya fuera de ella.

Generalmente, suele ser parte también de la huella de carbono de una persona al usar el producto. Sin embargo, las empresas pueden tomar acciones para que este tipo de emisiones sea mucho menor. 

Las empresas que desean minimizar las emisiones de alcance tipo 2 pueden comenzar haciendo cambios en el consumo de energía a uno que sea renovable en su totalidad. Es por esto que es una de las descarbonizaciones en las que se ha visto un cambio considerable en los últimos años. 

En España vemos que muchas empresas, como Google, Walmart, IKEA y Apple, están marcando la diferencia al adquirir un compromiso de utilizar energía 100% renovable en sus procesos. Esto nos dice que sí es posible frenar las emisiones de alcance tipo 2 de una manera efectiva al cambiar algunos procesos de consumo. 

Emisiones de alcance 3

Estas emisiones son del tipo indirectas porque vienen de agentes externos a la empresa. A diferencia de las emisiones de alcance 2, donde todo ocurre cuando el producto es utilizado, en el caso de las emisiones de alcance 3, ocurren antes y después del uso del producto, es decir, en su traslado y luego la eliminación de los residuos. Además, comprende todas las acciones que los proveedores de productos puedan tomar hasta que este llega al cliente final. 

Es importante tomar acciones para reducir este tipo de emisiones, ya que constituyen más del 50% de las emisiones indirectas de una empresa. Los métodos que se pueden aplicar para su minimización, especialmente aguas arriba, pueden incluir acciones como reuniones virtuales con proveedores. Además de utilizar materia prima con una huella de carbono baja y trabajar con empresas que también estén en procesos de descarbonización. 

En el caso de las acciones aguas abajo, se pueden mejorar los procesos de reciclado, cuando el producto llega al fin de su vida útil. Se debe tomar en cuenta detalles como el diseño del producto, cosas que parecen mínimas, pero que causarán un cambio favorable en la minimización de las emisiones de alcance 3. 

Importancia de medir y gestionar las emisiones de alcance 1, 2 y 3 

Cuando hablamos de medir las emisiones de alcance de una empresa, nos enfrentamos a un reto, sobre todo para las emisiones de alcance 3, pues son las más difíciles de medir. Sin embargo, no se pueden dejar por fuera, ya que estas son mucho mayores que las de alcance 1 y 2. Entonces, aunque no se emiten directamente en la empresa, sí repercuten en ella, pues son emitidas debido al uso de sus productos, por lo que es un tema relevante que se debe tratar.

Existen acciones que se pueden tomar dentro y fuera de las instalaciones de la empresa para lograr una descarbonización completa, cosa que sí se puede lograr si se aplican los métodos correctos.

Más allá de reconocer el impacto ambiental que reducir la huella de carbono tendrá, debemos ser conscientes que un trabajo a medias no es lo ideal. No podemos quedarnos con solo mejorar, sino que se debe llegar a la meta de cero emisiones de gases de efecto invernadero. 

Debemos gestionar y minimizar todas las emisiones que estén relacionadas con nuestra empresa, esto incluye las emisiones 1, 2 y 3. Es por esto que se debe crear un plan de acción eficaz en el que existan medidas específicas para cada tipo de emisión.