Cuando hablamos de reducir emisiones de CO2 en el sector empresarial, entendemos que los cambios deben venir en todas las áreas. Una de estas es, sin duda, el  transporte de mercancías.

Entonces, si lo que buscamos es reducir la huella de Carbono, hay una serie de medidas que se pueden aplicar. Sin embargo, determinar cuál es la manera más eficaz de hacerlo va a depender del tipo de empresa en la que se esté trabajando. Una vez se tome la decisión de comenzar a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero de la empresa, se pueden ir implementando una serie de cambios. 

En este sentido, nos enfocaremos especialmente en la reducción de CO2 en los camiones que se utilizan para transportar mercancía y/o materia prima. Este es uno de los sectores más activos de las empresas, ya que es el encargado de transportar bienes y servicios desde y hacia la empresa, En algunos casos, estos medios de transporte recorren grandes distancias, llevando así la huella de carbono de la empresa a cifras altas. Esta es la razón por la cual es un sector que ha llamado bastante la atención y en el cual se debe trabajar lo antes posible. 

Este es un reto que enfrentan las empresas pequeñas, las medianas y grandes. Además de mejorar la huella de carbono, también tiene un impacto importante en la imagen que la empresa transmite, por lo que es una suma de beneficios que no se pueden dejar pasar. A continuación abordaremos este tema y te explicaremos todo lo que necesitas saber para comenzar a aplicar cambios efectivos en tu empresa. 

Uso de camiones eléctricos en el transporte de carga

El uso de camiones eléctricos es toda una revolución que se está viviendo en la actualidad en el sector empresarial. Es que su uso asegura una disminución importante de gases de efecto invernadero. Muchas de las empresas que funcionan actualmente se encuentran en la búsqueda de esta reducción, por lo que los camiones eléctricos es algo que, eventualmente, veremos en todas las empresas a nivel mundial.

En este desafío de reducir las emisiones de CO2 en este sector, lo primero que seguro nos viene a la mente es cambiar a camiones eléctricos. Esta sería una gran solución, rápida y efectiva para lo que es el transporte de carga de la empresa. Además de las ventajas en la reducción de la huella de carbono, también vemos un impacto significativo en las finanzas.

Esto es así, pues los gastos de combustible son mucho más altos que los gastos que requiere un camión eléctrico. En cuanto a los gastos que se generan del mantenimiento de estos vehículos, también se ve una baja interesante. Todo esto hace que el uso de camiones eléctricos en el transporte de carga de las empresas sea una de las mejores opciones en la actualidad.  

Implementación de tecnologías verdes en la flota de camiones

Las tecnologías verdes son todas aquellas estrategias que se pueden implementar con la idea de mejorar y, sobre todo, preservar el medio ambiente. Son medidas que se pueden aplicar en empresas sin importar el rubro, tamaño o país en el que se  encuentre, ya que esta es una inquietud que existe a nivel mundial.

En este sentido, implementar cambios en la flota de camiones en las empresas, es algo que nos traerá beneficios en lo que a la reducción de emisiones se refiere. Además, los beneficios también se pueden percibir en lo financiero, pues las facturas generadas por el mantenimiento y el combustible para los camiones ya no serán tan altas.

Sin embargo, implementar estas tecnologías requiere una serie de cambios que van mucho más allá  de solo cambiar de camiones. Es necesario aplicar una serie de cambios para que la transición sea mucho más fácil para todos los involucrados. A continuación te dejamos algunas de ellas. 

  1. Cambia a equipos de consumo bajo: Es algo que puedes comenzar a hacer en equipos como computadores, focos, servidores y demás equipos que harán que el consumo de energía sea menor. 
  2. Acostúmbrate a hacer auditorías energéticas: Estas las puedes hacer de manera periódica. Las auditorías de este tipo te ayudarán a identificar los momentos en los que se consume más energía en tu empresa, de esta manera podrás implementar estrategias más eficaces para reducir estas cifras. 
  3. Cambia los hábitos de tu equipo de trabajo: Representa una de las recomendaciones que se deben aplicar desde el principio de la transición a las tecnologías verdes. Es importante que todo el equipo entienda los cambios que se están aplicando y, más importante,  que entiendan el porqué de todo. De esta manera pueden comenzar a cambiar sus hábitos como, por ejemplo, apagar los computadores y la luz antes de abandonar las oficinas. 

Ventajas de utilizar combustibles alternativos en los camiones

El uso de combustibles alternativos para los camiones, además de reducir las emisiones de CO2 nos dejan otras ventajas de las que te hablaremos a continuación:

  • Son más económicos: al comparar los gastos que se generan del uso de combustible alternativo, vemos que es mucho más económico que al usar combustibles como gasoil o gasolina. 
  • Mejoran los vehículos y su rendimiento: Esto lo podemos ver, sobre todo, en los autos eléctricos. En estos, se pueden ver mejoras en la aceleración y el  cuidado del motor. 
  • Embellece la imagen de tu empresa: En la actualidad todos los cambios positivos de las empresas se comparten con el mundo exterior y este caso no es la excepción. Mostrar al mundo que tu empresa usa tecnologías verdes, incluso en el uso de sus vehículos, es un punto a tu favor que debes aprovechar.
  • Bajo impacto ambiental: Este impacto no solo se verá en la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, sino en otros ámbitos. Por ejemplo, podemos decir que la reducción de ruido, la velocidad y la sostenibilidad son beneficios importantes que no se deben dejar de lado. 
  • Atrae la atención de personal más joven: Estas tecnologías son relativamente nuevas en la sociedad, por lo que su uso en las empresas llamará la atención de jóvenes que están interesados en ser parte de una empresa que se preocupe por el medio ambiente. 

Medición y seguimiento de la huella de carbono en el transporte de mercancías

Hacer una correcta medición de huella de carbono es de mucha importancia. Esto es algo que se debe hacer de manera constante para así poder implementar las estrategias eficaces para la empresa. En este sentido, el poder aplicar también estas mediciones en el transporte de mercancías, nos permitirá mejorar y hacer el seguimiento de emisiones. Esto es necesario para conocer los cambios que se han alcanzado y el camino que falta por recorrer. 

En este caso en particular, donde la medición se hace en el transporte de mercancías, es necesario tomar en cuenta algunos datos. Por ejemplo, el consumo de combustible o energía que el vehículo necesita en cada jornada. Estos datos nos permitirán conocer cuánto CO2 se ha liberado al medio ambiente.

Algunos vehículos ya vienen con un dispositivo computarizado que nos permite conocer estas cifras. Sin embargo, hay algunos otros a los que hay que instalarle un dispositivo que nos permitirá conocer los datos con los que se calcula luego la huella de carbono.

Con estos datos claros se elaboran reportes y, de ser necesario, se aplican nuevas estrategias que permitan minimizar la emisión de gases de efecto invernadero. Es por esto que es de mucha importancia poder aplicar las medidas necesarias para obtener cifras reales y así hacer un estudio eficaz de cada caso.  

Conclusiones

Trabajar en la medición y reducción de emisiones de CO2 es una prioridad y un reto al que se enfrentan las pequeñas, medianas y grandes empresas en la actualidad. Es importante recalcar que, más allá de los beneficios que hemos nombrado anteriormente, el impacto de todas estas estrategias abarcan también la vida de los empleados de la empresa. Es decir, que los resultados se extenderán a la vida diaria de cada trabajador, trayendo beneficios mucho más amplios a nivel social. 

En las empresas, el papel de los camiones y de todos los medios de transporte sostenible, es de mucha importancia. Es por eso que el llamado es a hacer los cambios necesarios para alcanzar las metas de reducción de CO2 que cada empresa tiene. Recuerda que, si no cuentas con el personal en tu empresa que se encargue de estas tareas, siempre puedes contratar personal experto que te ayudará con este propósito.