Vivimos en un mundo que está pasando por un momento crítico, pues se está deteriorando cada vez más, y todo esto es causado por la mano del hombre. Es momento de que nos dediquemos a reparar todo el daño que hemos hecho a nuestro medio ambiente.

Sin embargo, todavía hay muchas personas que no han comprendido el problema en el que estamos y, lo que es peor aún, hay empresas que no se han sumado al cambio. Esto es realmente preocupante, sobre todo si son empresas dedicadas a la logística o los medios de transporte. 

Se conoce que los automóviles que transitan diariamente por nuestras ciudades, son los causantes de casi el 30% de los gases de efecto invernadero que se liberan hacia la atmósfera. Es por esto que es un sector que ha llamado la atención en los últimos años.

El llamado es a toda la ciudadanía a que haga los cambios necesarios para frenar el impacto medioambiental. Este llamado se extiende a las empresas, sobre todo a las que tienen que ver con logística y transportes.

Si estás acá es porque este tema es de tu interés y nosotros queremos hacer todo mucho menos complicado. A continuación, te contamos acerca de las estrategias efectivas para reducir la huella de carbono en el área logística de tu empresa y contribuir al cuidado del medio ambiente.

¿Qué es la huella de carbono en el área logística?

Conocemos por huella de carbono a la cantidad de gases de efecto invernadero que se emiten al medio ambiente. Estos gases son causados por las actividades humanas, desde las más sencillas y cotidianas hasta las acciones de las grandes industrias. En aquellas que trabajan en el área logística, también vemos que causan un importante impacto ambiental.

Actualmente, entrar en la transición a una empresa sustentable, es opcional. Sin embargo, se espera que dentro de pocos años ya sea un proceso obligatorio. 

En el caso de las empresas que trabajan en el área logística, la huella de carbono corresponde al CO2 liberado al ambiente en cada recorrido que hacen sus vehículos diariamente. Sabemos que estos son los mayores contaminantes, es por eso que es necesario hacer todos los cambios que sean necesarios para hacer la diferencia. 

Las empresas sostenibles del área logística, son aquellas que logran hacer un cambio positivo en su funcionamiento. Para esto implementan herramientas y estrategias que les permiten causar un impacto positivo al medio ambiente.

Sabemos que la meta principal es lograr una reducción en la huella de carbono, es por eso que es muy importante poder medir y conocer las cifras desde el inicio del proceso. Ya a partir de ahí y al activar las estrategias correctas, la medida de esa huella debe disminuir. El proceso puede llevar un poco de tiempo, pero será muy beneficioso para la empresa.

Estrategias para reducir la huella de carbono en logística

Para lograr reducir la huella de carbono, es necesario aplicar ciertas medidas que permitirán la disminución que deseamos ver en las cifras. A continuación te hablamos de algunas de estas medidas. 

Vehículos ecológicos

Los vehículos ecológicos son aquellos que causan un impacto positivo en el medio ambiente. Eso es así, pues al entrar en funcionamiento su motor, este no emite gases de efecto invernadero, o emite mucho menos que los vehículos tradicionales. El gran líder de este tipo de vehículos es el que funciona al cien por ciento con electricidad.

Sin embargo, actualmente, hay una gran variedad de ellos, de donde podemos elegir el más adecuado para nuestra empresa. Entre ellos están los que funcionan con gas, los híbridos y los de hidrógeno. Se diferencian según el tipo de energía que requieren para funcionar. 

Entre las ventajas de usar este tipo de vehículos, además de la reducción de CO2, también vemos que son extremadamente silenciosos. Son eficaces y con diferentes diseños y modelos para cada usuario o necesidad. 

Logística sostenible

La logística sostenible comprende una serie de acciones, medidas o políticas que una empresa incorpora a sus actividades con el fin de reducir su huella de carbono. En este sentido, lo que se busca es modificar la manera en la que se hacen las cosas dentro de la empresa. Para esto es necesario hacer cambios que pueden ser de horarios de trabajo, por ejemplo. 

Además de eso, se agregan o cambian herramientas de trabajo. Esos cambios se logran a través de un estudio detallado de la huella de carbono para conocer en qué áreas es necesario aplicar dichas estrategias sostenibles. Como ves, es un cambio completo que se aplica a la empresa y que trae beneficios interesantes.  

Tecnologías verdes

Este es un concepto muy parecido al que acabamos de ver pero enfocado en la parte tecnológica de la empresa. En este sentido, se buscan implementar recursos tecnológicos que ayuden a minimizar la huella de carbono. Por ejemplo, se trata de crear proyectos para mejorar o impulsar el reciclaje dentro de la empresa. 

Además, puede gestionar o reorganizar los espacios de trabajo en donde existan mejores condiciones de iluminación y, por consecuencia, un consumo menor de energía. Estos métodos se pueden hacer utilizando recursos tecnológicos para que las actividades sigan siendo igual de eficientes pero con un menor impacto al medio ambiente. 

Optimización de rutas

En las empresas de logística que tienen como objetivo reducir su huella de carbono, es necesario implementar una optimización de rutas. Este es un proceso que permite una mejor distribución del sistema de entregas de la empresa. En este caso, lo que se busca es recorrer menos kilómetros y así hacer entregas en menos tiempo y reducir la huella de carbono. 

Es una estrategia totalmente innovadora en la que se trabaja en equipo para lograr un servicio eficiente. Además, entre los beneficios que aporta a la empresa, tenemos que busca utilizar el medio de transporte más conveniente en cada entrega. Sumado a eso, tenemos que también evita zonas de riesgo para los conductores y crea rutas donde existan puntos de reabastecimiento en caso de rutas más largas.